• El Rincón de Ana

Remedios caseros para granitos

Actualizado: oct 21

¿Has amanecido algún día con granitos que no sabes cómo disimular y no te los quieres tocar? La verdad que lo mejor que me ha funcionado a mí ha sido no tocarme nunca los molestos puntos blancos y tratármelos para que, en poco tiempo, desaparezcan.


Muchas veces recurría a aplastar y a sacar todo el granito sin remordimiento. Dañando mi piel, mi rostro y dejando una notable marca. Hasta que me di cuenta de que aplicando ciertos remedios caseros aceleraba su desaparición. Una de las más me gusta y más rara puede parecer es mezclar en bol listerine y sal, removerlo, mojar un trozo de papel y dejarlo actuar sobre el granito. Si realizáis este tratamiento notaréis como un efecto burbujeante, el listerine tiene activos que ayudan a limpiar de impurezas y de bacterias porque, ante todo, el acné es una bacteria. La sal seca y ayuda a limpiar el rostro.


A la hora de retirar el papel, es muy sencillo, ya que se habrá secado, no arrastres el papel por el rostro, retirado y, si te ha quedado algo de sal o mezcla en la cara, retíralo con agua tibia. Lo mejor para este y cualquier remedio casero es tener el rostro completamente limpio.


El remedio natural por excelencia que más me gusta es el sol. Sí, el sol. Es el mayor aliado para que el rostro elimine las bacterias y para que nuestra piel luzca radiante, eso sí, con protección solar. Es una forma muy natural de que los granitos se sequen y se puedan retirar porque, por ellos mismos, se han secado y se retiran con facilidad.


Si probáis alguno de los remedios ¡ya me diréis los resultados!


©2020 por El Rincón de Ana. Creada con Wix.com