• El Rincón de Ana

Mi rostro

Cuando comencé a prestarle atención a la piel de mi rostro, me di cuenta de que a veces tenía pequeñas manchas rojas que se habían quedado en mi cara para siempre por culpa del acné o esos pequeños puntos blanco que a veces me salían.


Lo intenté todo, ¡pero todo! limpiezas profundas, cremas antiacné, exfoliares... os lo puedo asegurar que probé casi todos los productos del mercado pero nada cambianba. Y con


todo ello, tras cantidades ingentes de productos servían para eliminarlos de mi piel. Si bien es verdad que todas eran indicadas para mi tipo de problema lo cierto es que no me funcionaban porque a veces se me resecaba demasiado la zona T y viceversa, cuando usaba cremas o aceites específicos, mi piel se tornaba completamente grasienta.

Una de las cosas que descubrí, tras un tratamiento estético del que hablaré en profundidad en otro post, fue la línea verde de Bioderma. En este caso lo que comencé a usar fue por la mañana el sebium global y por la noche también pero terminaba mi rutina con la misma marca pero con el producto sebium hidra. Por la mañana me retiraba todo el exceso con el agua miscelar de Bioderma.

El resultado, en mi caso, fueron mejoras de las rojeces, reducción del exceso de acné y de los comedones pero, ahora, parece que mi piel se ha acostumbrado a dicho tratamiento y han vuelto algunos granitos insoportables de los que deseo deshacerme.




©2020 por El Rincón de Ana. Creada con Wix.com